Make your own free website on Tripod.com

ATRIA S.A. de C.V. Empresa Consultora en Psicología y Desarrollo Organizaional Integral

CUANDO LOS HERMANOS SE ENCUENTRAN
Principal
REFLEXIONES ELECTORALES de J.M. Zunzunegui
Acerca de ATRIA
Misión
Servicios
PyMEs
Grandes Empresas
Artículos

TODOS LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ESTE SITIO ESTÁN PROTEGIDOS POR LA LEY FEDERAL DEL DERECHO DE AUTOR CUALQUIER REPRODUCCIÓN PARCIAL O TOTAL, SIN CITAR DEBIDAMENTE AL AUTOR Y LA FUENTE, CONSTITUYE UNA VIOLACIÓN A LA LEY FEDERAL DEL DERECHO DE AUTOR.

CUANDO LOS HERMANOS SE ENCUENTRAN
Por Juan Miguel Zunzunegui (jmzunzu@yahoo.com.mx)
 
En el universo paralelo de AMLO; ese en el que el segundo piso funciona, en el que 700 pesos para los viejitos terminan con la pobreza del país y en el que la Ciudad de México está mejor que hace seis años; en ese mundo imaginario existía un Partido Político al que el señor López llamaba el PRIAN.
 
López ha querido insistir en que PRI y PAN son lo mismo, y pretende que sólo su partido es una verdadera alternativa. Afortunadamente hoy ya queda claro que el verdadero Partido Político mixto que existe se llama PRIRD. Por fin, tras una larga separación los hermanos se encuentran. Roberto Madrazo (ya no me acordaba de su existencia) finalmente saca a relucir la verdad y comienza a plantear una alianza con entre el PRI y el PRD.
 
Muchos lo comentan, algunos lo dudan; dicen que es imposible, que los candidatos y los partidos se odian. Por eso una vez más hay que recurrir a la historia. Es impresionante la cantidad tan grande de personas que parecen olvidar que el PRD es una escisión, una separación; vaya, el PRI de la segunda división.
 
Recordemos sus orígenes, pero sobre todo la parte oculta, cuando el ala más izquierdista del Partido Revolucionario Institucional, encabezada por Cárdenas y Muñoz Ledo comenzaron a formar una corriente democrática dentro del partido. Cuando se acercaba la elección de 1988, el pueblo mexicano exigía alternancia política; es por eso que el PRI planeó generar otro partido. Así, ganara quien ganara, la misma familia revolucionaria mantendría el poder, aunque fuera con otro nombre.
 
Finalmente, Cuauhtémoc Cárdenas, inconforme por no ser el gran elegido, salió en desbandada de las filas del partido seguido por una serie de políticos que quedaron sin hueso. El PRD era una estrategia del PRI, pero se les salió de control; resultó ser un hijo desobediente. Pero hoy el hijo pródigo vuelve a los brazos paternos; el PRI y el PRD dejan claro lo que muchos hemos sabido siempre: son exactamente lo mismo y harán lo que sea por poder. Ya desde hoy están declarando que no aceptarán su cada vez más eminente derrota.
 
Los políticos resentidos de un partido formaron otro, los deshuesados buscaron su hueso en otro lado; los que fueron separados del poder intentaron hacerse de él en otro lugar: el PRD. Con esto tenemos que el partido llamado del Sol Azteca está compuesto por personas que en nada difieren de la vieja guardia del PRI, salvo una importancia vital; mientras el PRI ha intentado modernizarse, su hermano menor ha permanecido estancado en el pasado, quieren imponer hoy los modelos que ya fracasaron hace 40 años.
 
AMLO ha tratado con cierto éxito de proponerse como un político nuevo, como alguien que no pertenece a la clase política, como alguien sin los vicios del PRI. Atención todos, el señor López es parte de la misma clase política de siempre que ha vivido a expensas del Estado. Sólo salió del PRI, del que fue presidente, cuando le negaron la candidatura a la alcaldía de Macuspana, Tabasco. Decidió que el PRI no era bueno cuando el PRI dejó de ser bueno con él.
 
Pero si no queremos creer cosas malas de nuestro nuevo Mesías, ya que todo es parte de complot en su contra; sólo echemos un vistazo a su equipo de trabajo plagado de priístas. Uno de sus bajones de las encuestas fue cuando dio a conocer la lista de diputados y senadores plurinominales llena de políticos que dos días antes eran del PRI.
 
En Ixmiquilpan, Hidalgo, en un mitin de puros seguidores, no dejaron que les levantara la mano a sus candidatos a diputados; fueron repudiados por priístas. Pero vayamos a lo grande, a su coordinador de campaña, aquel que se reunió con la gente de Madrazo para negociar la alianza. ¿Por qué olvidamos que el priísta y SALINISTA Manuel Camacho Solís es hoy de los más cercanos a AMLO?
 
López acusa a sus contrincantes como el peor de los males de ser salinistas, cuando tiene al número uno en su campaña. No olvidemos que Camacho Solís era el gran amigo de Salinas y sólo se fue cuando no fue señalado por su dedo presidencial. Al mismo estilo actual del PRD, al verse deshuesado se cambió de bando.
 
Marcelo Ebrard declinó su candidatura a Jefe de Gobierno en el 2000, candidatura destinada al fracaso, sólo bajo la condición de tener su rebanada del pastel y de ser candidato en el 2006; todo planeado desde entonces: oportunismo político en su máxima expresión.
 
Tardamos muchos años en sacar al PRI de los Pinos y hoy no será Madrazo quien los haga regresar, pero démonos cuenta de que un triunfo del PRD significaría finalmente el regreso de la misma clase política pero con otro nombre. La familia que se separó hace algunos años, hoy pretende reunirse si es necesario con tal de tener lo único que le da sentido a su existencia: el poder.
 
AMLO, Madrazo, ¿qué se siente cuando los hermanos se encuentran?

Comparte tus comentarios, de manera respetuosa, con el autor: jmzunzu@yahoo.com.mx

neon.jpg

ATRIA S.A. de C.V. 

 

atria_consultores@yahoo.com.mx

 

(55) 5665 69 04

hpt.jpg