Make your own free website on Tripod.com

ATRIA S.A. de C.V. Empresa Consultora en Psicología y Desarrollo Organizaional Integral

El Regreso de Papá Gobierno
Principal
REFLEXIONES ELECTORALES de J.M. Zunzunegui
Acerca de ATRIA
Misión
Servicios
PyMEs
Grandes Empresas
Artículos

TODOS LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS EN ESTE SITIO ESTÁN PROTEGIDOS POR LA LEY FEDERAL DEL DERECHO DE AUTOR CUALQUIER REPRODUCCIÓN PARCIAL O TOTAL, SIN CITAR DEBIDAMENTE AL AUTOR Y LA FUENTE, CONSTITUYE UNA VIOLACIÓN A LA LEY FEDERAL DEL DERECHO DE AUTOR.

EL REGRESO DE PAPÁ GOBIERNO

Por Juan Miguel Zunzunegui (jmzunzu@yahoo.com.mx)

 

Tengo un gran proyecto de gobierno para el período 2006 – 2012: quiero que el gobierno me regale una casa, un coche, vales de gasolina, me pague una maestría, deje de cobrarme predial, agua y luz, baje el costo del gas y de ser posible que mande a alguien a tender mi cama todas las mañanas…, eso me convencerá de que estamos cada vez mejor.

 

Por qué no hacerlo si el gobierno es todo poderoso; sólo tienen que dar una orden para que las cosas pasen. Lamentablemente aún hay millones de mexicanos que piensa así y en consecuencia le darán su voto al candidato que más cosas prometa. Se me ocurre entonces una mejor propuesta de gobierno: qué tal si cada uno de nosotros se pone a trabajar y a procurarse su bienestar, con apoyo del gobierno, pero asumiendo ciertas responsabilidades.

 

Cuando los halcones bebés llegan a cierta edad, la madre los avienta del nido para obligarlos a volar. Cuando los antílopes comienzan sus migraciones cada año, dejan a las crías que no son capaces de levantarse, y qué creen que pasa: terminan por levantarse y andar. Los padres responsables llegan a un punto en que dejan a sus hijos tomar sus decisiones y asumir las consecuencias: así maduran, crecen y aprenden.

 

En cambio, la sociedad mexicana fue acostumbrada durante años a seguir siendo niños; teníamos un papá omnipotente que todo nos daba, lo cual evidentemente nos llevó a no crecer. Es por eso que no debería extrañarnos que en el año 2000 se diera un fenómeno interesante: el pueblo quiere que todo cambie, pero sin que nadie tenga que cambiar.

 

AMLO propone regresar a un pasado muy cómodo donde papá gobierno nos de todo como hacía en la década de los ochenta; claro que suena fácil, pero eso nos ha llevado a que muchos países progresen y se pongan por encima de nosotros mientras México no se mueve. Sin querer ofender a ciertas naciones; es una vergüenza que países como China, India, Tailandia o Vietnam crezcan más que nosotros.

 

La herencia priísta fue terrible: nos dejó acostumbrados a estirar la mano y esperar, y durante años fue lo que hicimos como país; esperar mientras otros actuaban. Independientemente de las críticas que le quieran hacer a Vicente Fox, fue un presidente moderno que pretendió ayudar a crecer a la sociedad mexicana. Me atrevo a decir que parte de esta sociedad y de nuestra clase política no estuvo a la altura de nuestro presidente.

 

Pero Fox no fue Papá gobierno y eso no gustó a muchos acostumbrados a recibir lo que no se ganan. Calderón tampoco se propone como Papá gobierno; pretende que todos, pueblo incluido, trabajemos. En muchos países y culturas piensan que esa, trabajar, es la mejor fórmula para tener éxito.

 

Por su lado, Madrazo representa volver unos 25 años en el pasado, AMLO simboliza un retroceso como de 35: “No se preocupen mexicanos, aquí está de vuelta su padre omnipotente para darles todo sin que hagan nada”. Tendríamos un sexenio comodísimo, con una apariencia de bienestar impresionante, con muchas comodidades y sin ningún futuro.

 

Muchos mexicanos quieren riqueza, pero no quieren producirla; quieren simplemente recibirla. El “American Way of Life” o el Sueño Americano; es que cualquiera con una buena idea y mucho trabajo saldrá adelante y escalará hasta la cima. Es triste ver que para muchos el Sueño Mexicano es que teniendo muy buena suerte y ganando la lotería saldremos de pobres; o peor aún, que haciendo alguna buena tranza o algún buen negocio rápido alcanzaremos la tan ansiada riqueza.

 

Si algo ha sido un lastre en la historia de México es nuestra visión a corto plazo, buscar las ventajas y los beneficios para mañana mismo sin pensar en el futuro; los países más ricos del mundo tienen planes a decenas de años. La única manera de que un país se acerque al progreso y el bienestar económico es que seamos unidos como sociedad y que trabajemos para producir la riqueza.

 

Lo dije antes y lo repito: que el gobierno se dedique a repartir lo poco que tenemos NO GENERA RIQUEZA. Necesitamos producirla, trabajar por ella y pensar a largo plazo; no cambiar de planes cada seis años, no reinventar el país cada elección sin pensar en el futuro.

 

Es curioso, todos criticamos a un equipo de fútbol que cambia de entrenador cada torneo por no haber ganado. Hay que darle continuidad, decimos; sin embargo no somos capaces de aplicarlo a nosotros mismos cuando se trata de economía y política.

 

AMLO nos regalará todo, hay que votar por él. Felipe en cambio quiere que trabajemos. Los mexicanos debemos apostarle al trabajo; no hay que pedir pescados sino que nos enseñen a pescar. Superemos nuestra adolescencia, veamos al futuro, pensemos a largo plazo. Digamos NO a PAPÁ GOBIERNO.

Comparte tus comentarios, de manera respetuosa, con el autor: jmzunzu@yahoo.com.mx

neon.jpg

ATRIA S.A. de C.V. 

 

atria_consultores@yahoo.com.mx

 

(55) 5665 69 04

hpt.jpg